Los besos, en su definición más sencilla, son aquellos momentos apasionados en los que los labios de dos personas chocan (bueno, al menos al tipo de beso al que nos referimos en este momento) . Cuando esto sucede, una serie de músculos se ponen en movimiento en nuestra cara. Sabes, ¿cuántos músculos intervienen en este proceso?

La respuesta es: 34.

Anuncios